Noticia

Noticias

Nunciatura entrega a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios tres respiradores y material médico donado por el Papa Francisco.

El Hno. Amador Fernández, Superior Provincial de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, agradeciendo la donación

27/04/2020

A las 12:00 h del día de hoy, la Nunciatura Apostólica en España ha entregado a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, tres respiradores y otro material médico donado por el Papa Francisco.

Dicha entrega se ha realizado en el Hospital San Rafael, por el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Bernardito Auza, y el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, en  presencia del Alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Como ha recordado el nuncio, con este gesto anunciado el día de su santo, san Jorge, se demuestra la preocupación del Pontífice por los enfermos por coronavirus y sus familias. En nombre del Santo Padre, ha agradecido a los sanitarios su permanente muestra de «solidaridad, fraternidad, amor y caridad».

Acompañado por su obispo auxiliar monseñor José Cobo, el arzobispo de Madrid ha valorado el trabajo que se está realizando frente al COVID-19 y ha dado las gracias al Papa por esta cercanía con una diócesis especialmente afectada.

El Hno. Amador Fernández, Superior Provincial de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a la que el Hospital San Rafael pertenece, ha sido el encargado de recibir los equipos y el material donado por el Papa. En el acto, el Superior Provincial ha querido agradecer este apoyo de la Iglesia, destacando que “esta ayuda eficaz y tan necesaria en estos momentos, nos permitirá poder seguir prestando un servicio de calidad a las personas que en las próximas semanas todavía precisen este recurso”.

El Hno. Amador Fernández también ha recordado cómo el Hospital San Rafael se ha transformado completamente, volcando todos sus recursos personales y materiales en la atención de personas enfermas por coronavirus.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, este centro puso a disposición de la Sanidad Pública sus recursos sanitarios, y atendiendo a las indicaciones de las autoridades sanitarias, se cerraron servicios no esenciales, consultas… y todos los esfuerzos se concentraron en curar y cuidar a los afectados por la pandemia, acompañando también a los que desgraciadamente fallecían y a sus familias, con recursos inicialmente muy limitados, como sucedió en prácticamente todos los hospitales de Madrid. “Hemos atendido 3000 pacientes en urgencias, más de 450 fueron hospitalizados, y de ellos 23 atendidos en la UCI, casi doblando nuestra capacidad habitual en cuidados intensivos. El esfuerzo de todos, personal sanitario y no sanitario, Hermanos, directivos, y la ayuda de Dios nos ha permitido estar aquí, como presencia de Iglesia, gesto de ternura y misericordia de Dios hecho hospitalidad”, ha destacado el Superior Provincial.

Asimismo, ha querido señalar el papel tan importante que ha desempeñado la Iglesia, que “nos ha apoyado con la oración, con palabras de ánimo, con diversas donaciones. La palabra y los gestos del Papa nos han conmovido profundamente, sus orientaciones llenas de sabiduría, su oración por los fallecidos, por los enfermos, por el personal de la salud, han aportado luz en estos días tan complicados”.

Por último, el Hno. Amador Fernández ha agradecido también al nuncio de Su Santidad en España, y al arzobispo de Madrid, sus  gestiones y la entrega personal de esta donación, pidiéndoles el favor de “transmitir nuestro más sincero agradecimiento al Papa Francisco. Rezamos por él, como él reza por nosotros”.

En el acto han estado también presentes el Superior de la Comunidad de Hermanos del Hospital, el Hno. José Mª Viadero, el Hno. Antonio Turrillo, Superior del Albergue San Juan de Dios de Madrid y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, quien ha hecho hincapié en la labor extraordinariamente importante que está haciendo la Iglesia en la ciudad desde el punto de vista social, “no son tiempos fáciles, y hay muchísimas personas que lo están pasando muy mal, que están en situación de vulnerabilidad, y que gracias precisamente a la labor de la iglesia, gracias a la labor de la Diócesis, gracias a la labor de Cáritas y a la actuación conjunta que tenemos también con el Ayuntamiento en todos estos temas, creo que estamos llegando a muchas familias que de otra manera verían agravada la situación personal que están viviendo durante esta pandemia”.

Además, el alcalde ha querido “agradecer profundamente a los Hermanos de San Juan de Dios la labor que durante tantos años están desarrollando en la ciudad de Madrid, en un centro de referencia tan icónico para la ciudad como es este Hospital de San Rafael, que sigue mostrando la vocación de los Hermanos de San Juan de Dios por servir al conjunto de la sociedad y por servir a la sociedad de Madrid, a los madrileños, como desde tantos años los está haciendo; yo creo que sois una referencia, un ejemplo y desde luego os llevamos muchos en la memoria sentimental, somos muchos los que de una manera u otra hemos pasado por este centro y somos conscientes del cariño, el afecto y la acogida que siempre nos habéis dado”.

El acto ha finalizado con una visita a la Capilla del Hospital para orar por todos los enfermos y personas fallecidas, víctimas de esta pandemia, y por sus familias..