Noticia

Noticias

“No se trata de hacer PARA y POR las personas con discapacidad, sino CON ellas”

Lourdes Casas

20/02/2019

Nuestra compañera Lourdes Casas lleva más de dos décadas trabajando con personas con discapacidad en el Centro San Juan de Dios de Valladolid. Su experiencia profesional está llena de satisfacción y agradecimiento.

Mis inicios en San Juan de Dios se remontan a 23 años atrás. Yo era  muy joven y acababa de terminar la carrera de Magisterio en Educación Especial cuando comencé a trabajar en el Centro San Juan de Dios de Valladolid para personas con discapacidad.

Desde entonces, todas y cada una de las personas que forman este centro me han enseñado algo que parece muy básico: todos somos personas y, sobretodo, todos tenemos dignidad. De hecho, la denominación que se emplea actualmente en este ámbito es “persona con discapacidad”. Y este matiz es vital; primero hay que destacar que son personas y, más tarde, podemos añadir “con discapacidad”. Pero podemos dar un paso más allá, ellos me han enseñado a perder el miedo a eliminar el prefijo “dis” y blandir la palabra “capacidad”.

La oportunidad de trabajar con personas con discapacidad.
Dentro de esta casa, he vivido muchos momentos muy especiales. Todos ellos han ido marcando mí día a día, cada etapa y experiencia, y afortunadamente continúan marcándome al igual que la primera vez. Si, digo afortunadamente y lo remarco porque siempre he experimentado la novedad y la diversidad en mi tarea profesional diaria.

De hecho, creo que mi logro personal ha sido mantener la ilusión cada día y estar satisfecha con mi trabajo después de tantos años. Nunca he perdido las ganas de innovar, de avanzar en la atención, de continuar formándome y, sobretodo, de seguir comprometida con la misión del centro: mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y la de sus familias.

Trabajar con personas es una oportunidad, pero trabajar con personas con discapacidad es la oportunidad. La oportunidad de que te llamen por tu nombre y te reciban con una sonrisa. La oportunidad de trabajar en un entorno rodeado de grandes personas. Riqueza acumulada que me ha marcado y espero que me siga marcando.

Los protagonistas del centro.
Las personas con discapacidad son las verdaderas protagonistas del centro y de la institución. Ellas son las que crean verdaderos espacios de hospitalidad de la manera más espontánea. Ellas son las que humanizan las relaciones con su especial manera de ser. Estoy convencida de que ellas son las que nos hacen mejores personas. Y, como ellas son las protagonistas, tenemos que seguir dando respuestas desde la convicción de que lo más importante no es lo que se haga para y por ellas, sino lo que se haga con ellas.

En estos años, he conocido cientos de personas en este centro y en otros centros de la Orden de San Juan de Dios con grandes capacidades. A través de su acompañamiento y desde mi trabajo en el SAER (Servicio de Atención Espiritual y Religiosa), he tenido el privilegio de descubrir que son capaces para lo esencial: el amor. Y Dios en sí mismo es amor, por lo que puedo estar agradecida de haber aprendido lo más importante desde la fraternidad más sincera y desde la hospitalidad verdadera.

Lourdes Casas.
Responsable de Pastoral, de la Salud y Social.