Canal de denuncias

Un mecanismo fundamental en la gestión del riesgo de conducta en cualquier institución son los canales de denuncias.

Tal como se señala en los Manuales de Prevención de Delitos, todos los empleados de los centros de la Provincia de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios tienen la obligación de no tolerar comportamientos que se separen del código ético o puedan ser constitutivos de cualquier tipo de infracción legal, así como cualquier conducta en el desempeño de sus funciones profesionales que puedan perjudicar la reputación o el buen nombre de la Institución.

Los cauces por los que un empleado o tercera persona puede comunicar una actuación o situación relacionada con los centros de la Provincia de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios que pueda ser contraria a la normativa, los valores institucionales o el Código Ético son los siguientes:

El tratamiento de datos personales que se realiza con la tramitación de la denuncias recibidas, el cual se legitima en el cumplimiento de una obligación legal aplicable al Centro, tiene la finalidad de gestionar, controlar y atender la denuncia recibida, llevando a cabo el estudio de las investigaciones y acciones necesarias para determinar el posible incumplimiento.

Los datos personales contenidos en las denuncias, pueden ser comunicados en el caso de que resulte necesario para la adopción de medidas disciplinarias, para la tramitación de los procedimientos judiciales que procedan o a los organismos públicos competentes en caso de ilícito de naturaleza penal o administrativa. Los datos personales se conservarán según los plazos previstos legalmente.

Queremos destacar, como no podía ser menos, que quienes comuniquen de buena fe hechos o actuaciones al canal de denuncia no serán objeto de represalia ni sufrirán consecuencia adversa alguna.

El comité de cumplimiento tramita las denuncias promoviendo su comprobación e impulsando las medidas para su resolución.
 

Mapa de localización de los diferentes centros