Historias

"Aquí he encontrado calor de hogar"

Jose es un usuario del Albergue Santa María de la PazJosé lleva un año y siete meses en el albergue Santa María de la Paz.

Se quedó en la calle el 1 de agosto de 2013: "Estaba en el paro y se me habían agotado todas las ayudas, así que no podía seguir pagando la habitación. La dueña me dejó vivir allí todo el mes de julio gratis, a ver si, mientras, encontraba algo, pero no pudo ser", explica. Ese mismo día, con unas pocas pertenencias al hombro, llegó paseando hasta el retiro "y me puse a pensar qué hacer. Lo que tenía claro es que no quería vivir en la calle, me daba mucho miedo".

Decidió llamar a Emergencias de la Comunidad de Madrid, y ellos le derivaron al Samur Social. "Así fue como llegué al centro CEDIA de Cáritas, en Laguna. Allí pasé 3 meses". Pero CEDIA es un centro de emergencia, no de larga estancia.

Ya "un poco recuperado psicológicamente, conocí el albergue de los Hermanos de San Juan de Dios". Está contento, aunque afirma querer "salir de aquí y poder recuperar la relación con mis hermanos. Me siento esperanzado, porque he cambiado radicalmente la forma de pensar". José llegó a la calle por una serie de malas decisiones –"gastaba de manera excesiva, he sido muy soberbio, y he tenido que aprender a gestionar mi agresividad"–, pero, dos años después, "soy más humilde en el trato con la gente, y aunque mi familia no ha respondido como debería, intento recuperar a mis hermanos". De hecho, ese mismo día había hablado por e-mail con uno de ellos. Mientras esto ocurre, "me mantengo útil".