Programas

En la actualidad, desarrolla su actividades los campos sanitario, social y cooperación con los países en vías de desarrollo. Concretamente en la demarcación de la Provincia. San Juan de Dios actúa en :

Hospitales

Colaboran con los profesionales en la atención integral del paciente durante su estancia hospitalaria para mejorar su calidad de vida y procurar su bienestar a través del acompañamiento y escucha, en especial en aquellos en situaciones de cobertura socio familiar mínima o inexistente. Favorecen la realización de actividades de ocio para que su estancia sea lo más agradable y amena posible y colaboran en la descarga familiar, contribuyendo a la humanización de la atención.

En ocasiones, cuando el paciente es dado de alta, el voluntario puede acudir a su domicilio para, además de ofrecerle apoyo afectivo y emocional, ayudarle a realizar determinadas gestiones y facilitar su integración en el entorno.

Perfil del voluntario

Todos los programas que se realizan exigen el compromiso y responsabilidad de los voluntarios. Y como en todos los sectores de voluntariado, el voluntario debe tener, equilibrio emocional, capacidad de entrega, capacidad de escucha, discreción, amabilidad, tacto, respeto, empatía y sensibilidad.

A veces los voluntarios son el único apoyo de las personas enfermas.

Su mayor compromiso se debe orientar al encuentro personal, a la escucha en clima de amistad y comprensión, a la hospitalidad y a la calidad de las relaciones humanas.

Cuidados paliativos

El voluntario es un elemento muy importante dentro de los equipos de asistencia para mejorar la calidad de vida del enfermo al final de la vida y apoyar a su familia. Puede llegar a cubrir necesidades de amistad, solidaridad y comprensión que son básicas para el enfermo, sobre todo si su grupo familiar es muy reducido o no existe, y evitar su aislamiento de la comunidad a la que pertenece.

Realiza actividades distintas y complementarias a las del resto de profesionales ayudándoles a lograr el objetivo común de mayor bienestar y calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Perfil del voluntario

Personas hospitalarias, compasivas, colaboradoras, creativas, con madurez emocional. Con gran capacidad de adaptación a los cambios y con un acercamiento cordial a la realidad de la muerte y el sufrimiento.

Salud Mental

Complementan la intervención terapéutica, de la mano de los equipos, en los que se integra, sirviendo a las personas con enfermedad mental de nexo con la comunidad. Sus acciones son diversas: acompañamiento personal, participación en actividades de ocio y tiempo libre, formación, actividades deportivas...

Perfil del voluntario

Personas sensibilizadas con los problemas relacionados con la salud mental. Receptivas, pacientes, emocionalmente sólidas, creativas y capaces de mantener una actitud estimulante.

Discapacidad intelectual y/o física

Apoyan y colaboran con los profesionales para mejorar la calidad de vida de las personas adolescentes y adultas con discapacidad intelectual y/ o física y la de sus familias.

Los voluntarios colaboran con los profesionales en actividades de ocio y tiempo libre, deportivas, habilidades de la vida diaria, habilidades del hogar, habilidades académicas, salidas a gestiones y compras etc.

Perfil del voluntario

Personas responsables y comprometidas, que posean equilibrio emocional, con capacidad de escucha, sensibilidad, flexibilidad, discreción y empatía. Dispuestas a promover el trabajo en equipo y una gran dosis de respeto a la dignidad de las personas.

Personas sin hogar-exclusión social

Contribuyen a la humanización de la atención y de las relaciones interpersonales en la dinámica de los servicios. Su actividad se realiza principalmente en recursos específicos como albergues, comedores sociales...

Todas las actividades van encaminadas a promocionar y dignificar a las personas acogidas, mejorar las relaciones interpersonales, promover el diálogo, la escucha y favorecer el crecimiento personal y la propia autonomía. El voluntario apoya en las diferentes actividades y servicios que se lleven a cabo: recepción, acogida, ropero, consigna, comedor, biblioteca etc.

Perfil del voluntario

Persona con madurez y equilibrio emocional, responsable, respetuosa hacia diferentes formas de vida con alta capacidad de escucha, de empatía, de sensibilidad, de trabajo en equipo. Actuará siempre con discreción y confidencialidad.

Personas mayores

Su objetivo es contribuir a la mejora de la calidad de vida a través de una atención, un acompañamiento y un trato respetuoso, humano y sobre todo, lleno de ternura, cariño y amabilidad. Debe promover un envejecimiento activo procurando que los conocimientos y experiencias de los mayores no se pierdan.

Los voluntarios llevan a cabo tareas de acompañamiento y apoyo en las actividades del centro. En centros de día además colaboran con los profesionales en distintos talleres, actividades de ocio, paseos...

En el domicilio de la persona mayor el voluntario realiza visitas periódicas y planificadas para acompañar y realizar diferentes actividades con y/o por él: paseos, compras, gestiones etc.

Perfil del voluntario

Persona responsable y estable emocionalmente, alegre, paciente, comprensiva, y con gran capacidad de escucha y respeto.

Adicciones a drogas

Apoyan a los equipos de tratamiento para posibilitar la vivencia de relaciones sociales fuera del entorno de consumo, mediante participación en actividades informales en el tiempo libre o mediante acciones de apoyo social-comunitario.

Perfil del voluntario

Se precisa madurez, solidez, determinación y una elevada tolerancia. Resulta necesaria la capacidad de trabajo en equipo y es recomendable una actitud optimista y abierta a la diversidad.

El voluntario debe tener una fuerte motivación y una preparación adecuada para afrontar las situaciones de altibajos emocionales, físicos, familiares y sociales con las que se va a encontrar.

Hazte donante

¿Quieres colaborar? Haz ahora tu donativo